10 Consejos para elegir a un profesor particular para tus hijos

22/07/2014 Escrito por Santiago Moll

He ejercido como profesor particular de los 18 a los 36 años. Han sido, por tanto, casi dos décadas en las que he ayudado a centenares de alumnos en distintas materias, principalmente las relacionadas con la lengua. Cuando di mi primera clase particular, sin duda no era consciente de la enorme responsabilidad que ello supone. De ahí que el artículo de hoy tenga la intención de ayudar a aquellas familias que por una razón u otra optan por que sus hijos reciban una refuerzo fuera del horario escolar. Los consejos de esta entrada se basan en mi experiencia y difícilmente pueden encajar en todo tipo de apoyo extraescolar, pero creo que puede ser un punto de partida que oriente a las familias para que den con el mejor profesor particular posible.

Cómo elegir al mejor profesor particular para tus hijos.
1. Titulación. A la hora de elegir un profesor particular, muchas familias no se preocupan por saber la titulación de dicho profesor particular. A mí me parece un aspecto esencial y determinante para elegir al mejor profesional para tus hijos. Cuando me refiero a titulación, me refiero a una titulación mínima como puede ser un bachillerato, diplomatura o licenciatura. Por supuesto, no es lo mismo dar una clase de repaso a un niño de Primaria que a un universitario de último curso. De ahí que la elección de la titulación debe ir en consecuencia al curso que esté realizando tu hijo en ese momento y, a ser posible, a una especialidad afín.

2. Horario. Soy partidario de evitar los viernes por la tarde y los fines de semana. En cuanto a la hora, yo recomiendo que sea a primera hora de la tarde. De esta manera tus hijos pueden organizar mejor el resto del día y optimizar su tiempo.

3. Periodicidad. En cuanto a la periodicidad, defiendo la calidad por encima de la cantidad. Creo que dos sesiones a la semana es más que suficiente para llevar al día la o las materias que se quieran reforzar.

ACADEMIA JUSTIFICA TU RESPUESTA
10 Consejos para elegir a un profesor particular para tus hijos
22/07/2014 Escrito por Santiago Moll 9 Comments

CURSO ONLINE APRENDIZAJE COOPERATIVO
He ejercido como profesor particular de los 18 a los 36 años. Han sido, por tanto, casi dos décadas en las que he ayudado a centenares de alumnos en distintas materias, principalmente las relacionadas con la lengua. Cuando di mi primera clase particular, sin duda no era consciente de la enorme responsabilidad que ello supone. De ahí que el artículo de hoy tenga la intención de ayudar a aquellas familias que por una razón u otra optan por que sus hijos reciban una refuerzo fuera del horario escolar. Los consejos de esta entrada se basan en mi experiencia y difícilmente pueden encajar en todo tipo de apoyo extraescolar, pero creo que puede ser un punto de partida que oriente a las familias para que den con el mejor profesor particular posible.

Profesor particular

Imagen extraída de Shutterstock

Cómo elegir al mejor profesor particular para tus hijos.
1. Titulación. A la hora de elegir un profesor particular, muchas familias no se preocupan por saber la titulación de dicho profesor particular. A mí me parece un aspecto esencial y determinante para elegir al mejor profesional para tus hijos. Cuando me refiero a titulación, me refiero a una titulación mínima como puede ser un bachillerato, diplomatura o licenciatura. Por supuesto, no es lo mismo dar una clase de repaso a un niño de Primaria que a un universitario de último curso. De ahí que la elección de la titulación debe ir en consecuencia al curso que esté realizando tu hijo en ese momento y, a ser posible, a una especialidad afín.

2. Horario. Soy partidario de evitar los viernes por la tarde y los fines de semana. En cuanto a la hora, yo recomiendo que sea a primera hora de la tarde. De esta manera tus hijos pueden organizar mejor el resto del día y optimizar su tiempo.

3. Periodicidad. En cuanto a la periodicidad, defiendo la calidad por encima de la cantidad. Creo que dos sesiones a la semana es más que suficiente para llevar al día la o las materias que se quieran reforzar.

4. Tiempo de una sesión. En muchas ocasiones hay una idea prefijada de que las sesiones de un profesor particular deben durar una hora. Yo lo encuentro excesivo. Las clases de 45 minutos bien planificadas son para mí las más efectivas y productivas.

5. Deberes. Este es uno de los puntos clave que debes tener muy en cuenta a la hora de elegir un profesor particular para tus hijos. Hay que dejar muy claro que el tiempo que tus hijos están con el profesor particular no son para que hagan los deberes. Los deberes deben hacerlos en casa y de forma individual. El profesor particular debe ayudar a tus hijos en aquellos ejercicios o cuestiones que no hayan sabido resolver, debe enseñarles a estudiar, a repasar, a realizar esquemas… Ahí está la clave de una sesión de repaso productiva. ¿Por qué? Pues porque si tus hijos se pasan la clase haciendo los deberes, el papel del profesor particular es totalmente pasivo y no es eso precisamente lo que te interesa.

6. Correo electrónico. Este apartado viene ligado con el anterior. Para evitar que tus hijos se pasen el tiempo con el profesor particular haciendo los deberes, existen varias formas muy sencillas que permiten optimizar el tiempo de una clase de repaso. Es conveniente que tus hijos manden un correo electrónico, incluso un whatsapp al profesor particular especificando lo que les gustaría trabajar durante aquella sesión. De esta manera el profesor particular tiene tiempo para preparar un material específico que consolide ese contenido demandado por tus hijos. Si se hace así te puedo asegurar que la productividad de una clase de repaso es enorme y el beneficio que recibirán será considerablemente mayor.

7. Material. En función de la edad de tus hijos es muy común que por diversas razones se olviden del material que deben usar con el profesor particular fuera de casa. Es importante que, siempre que puedas, revises el material que necesitarán tus hijos para aquella sesión. Conviene repasar con tus hijos la agenda, libretas y libros de texto, planificación de pruebas y exámenes. Esto hará que cuando tus hijos reciban la clase de apoyo cuenten con el material preciso para llevar a cabo satisfactoriamente el refuerzo con el profesor particular.

8. Individual /grupo. Otro de los dilemas a los que se enfrentan las familias es la conveniencia o no de que los hijos reciban una clase individual o en grupo. La elección no es fácil y depende de muchos factores. Si tus hijos deciden ir a una clase de repaso para reforzar algún contenido durante el curso escolar, no hay inconveniente en que puedan ir en un grupo, siempre que este sea reducido. Si por el contrario, tus hijos deben recuperar alguna asignatura en verano, por ejemplo, yo soy partidario de que el profesor particular dé una clase individual o con otro alumno como máximo.

9. Profesor de área. Es importante que haya un feedback o retroalimentación entre el profesor particular y el profesor o profesores de área de tus hijos. Una buena comunicación entre profesor particular-profesor de área redundará muy positivamente en el rendimiento escolar de tus hijos, porque un aspecto muy a tener en cuenta es la metodología que debe seguir el profesor particular. Esta metodología debe ser la que el profesor de área realiza en clase. En asignaturas como matemáticas (regla de tres, protocolo para la resolución de problemas) o lengua (análisis sintáctico, resumen de un texto) es algo imprescindible.

10. Precio. Lo barato siempre sale caro. Esta máxima que aplico a mi vida, también la aplicaría a la selección de un profesor particular. Muchas veces el precio se convierte en el principal motivo de la elección y no debería ser así. Hay muchas variables para fijar el precio de una clase con un profesor particular, pero como he dicho anteriormente no debe ser la primera opción para la elección.

Fuente: justificaturespuesta.com