18 IDEAS PARA CONVERTIRSE EN UN ESTUDIANTE EXPERTO

Idea #1: Asegúrese que entiende los requisitos del curso, cómo se enseñará y qué se espera de usted. Pregunte sobre la política para otorgar calificaciones y pida consejo sobre cómo mejor prepararse para la clase.

Idea #2: Conviértase en un aprendiz activo. Prepárese para incorporar ideas en su pensar al leer, escribir, hablar y escuchar.

Idea #3: Piense en cada asignatura como una forma de pensamiento. (Si está en la clase de historia, su meta debe ser pensar de forma histórica; si está en química, la meta es pensar con mentalidad química, etc.)

Idea #4: Conviértase en un interrogador. Involúcrese en las conferencias y en las discusiones formulando preguntas. Si no pregunta, de seguro
nunca descubrirá lo que no sabe y lo que sabe.

Idea #5: Identifique las conexiones. El contenido de cada clase será siempre un SISTEMA de ideas conectadas entre sí; nunca será una lista de
“cosas” para memorizar. No memorice. Estudie como un detective,
siempre tratando de conectar lo nuevo que aprende con lo que ya
sabe.

Idea #6: Piense que su profesor es su entrenador. Piense en usted como un miembro de un equipo que trata de practicar el pensamiento que su
profesor le demostró. Por ejemplo, en una clase de álgebra, piense que
está en el equipo de álgebra y que su profesor le demuestra cómo
prepararse para el juego (el examen)

Idea #7: Piense sobre cada libro de texto como que es el pensamiento del autor. Su trabajo será pensar como el autor. Por ejemplo, asuma el papel del autor con frecuencia. Explique los conceptos claves del texto a un compañero, como si usted fuera el autor.

Idea #8: Piense que el tiempo de la clase es uno en el cual usted PRACTICA el pensamiento (dentro de esa asignatura) usando los conceptos y principios fundamentales del curso. No se siente, de forma pasiva,
esperando que el conocimiento le caiga del cielo. Eso nunca pasará.

Idea #9: Cuando sea posible, relacione el contenido a situaciones y problemas prácticos de su vida. Si no lo conecta con la vida, no está aprendiendo

Idea #10: Identifique las destrezas de estudio y de aprendizaje en las cuales usted tiene debilidades. Practique esas destrezas siempre que pueda. El reconocer y corregir una debilidad es una fortaleza.

Idea #11: Pregúntese a menudo: “¿Puedo explicar esto que aprendí a alguien en clase?” (Si la respuesta es negativa, significa que no lo ha aprendido lo suficientemente bien.)

Idea #12: Trate de identificar los conceptos claves de un curso durante las primeras reuniones. Por ejemplo, en un curso de biología, trate de
explicar lo que es la biología en sus palabras. Luego, intente relacionar esa definición con cada segmento que aprenda en el transcurso de la clase. Las ideas fundamentales son la base para todas las demás.

Idea #13: Formule preguntas a menudo con el propósito de clarificar las áreas grises de su aprendizaje. ¿Puede elaborar en ese asunto? ¿Puede
ofrecer un ejemplo? Sin ejemplos, usted no conectará lo que aprende con
la vida.

Idea #14: Auto evalúese antes de llegar a clase haciendo un resumen, oral o escrito, de los puntos principales de la clase anterior. Si no puede resumir los puntos esenciales es que aún no los ha aprendido.

Idea #15: Aprenda a evaluar su pensamiento utilizando los estándares
intelectuales. “¿Soy claro? ¿Exacto? ¿Preciso? ¿Relevante? ¿Lógico?
¿He identificado lo más importante?

Idea #16: Escriba como una forma de aprender resumiendo en sus palabras los conceptos esenciales del libro o de cualquier material. Redacte
preguntas para un examen. Escriba las respuestas en sus palabras.

Idea #17: Autoevalúe sus destrezas de escuchar. ¿Está usted escuchando
activamente para identificar lo más importante? ¿Puede resumir lo que
dijo el profesor en sus palabras? ¿Puede profundizar sobre los
términos claves?

Idea #18: Evalúe sus destrezas de lectura. ¿Está leyendo el texto de forma activa? ¿Se está formulando preguntas según lee? ¿Puede separar lo que entiende de lo que no entiende?

Fuente: criticalthinking.org