6 juegos para que tus hijos aprendan a escuchar

Por Antonella

¿A tu peque le cuesta seguir órdenes? ¿Parece a veces que ni siquiera te presta atención? No te preocupes, son etapas que todos los papis pasamos. ¡Yo al menos también he pasado por ella! Y es agotador. Por eso, hoy en Escuela de Padres queremos presentarte 6 juegos para que tus hijos aprendan a escuchar.

Parece una locura, ¿no? Al fin y al cabo, ¡los peques saben escuchar! ¿O no? Diferenciemos oír de escuchar, claro que nos oyen, el problemilla es que a veces se niegan a escucharnos, a prestarnos atención y a seguir nuestras directrices. Jugando podemos lograr que poco a poco se acostumbren a escuchar a papá y mamá.

¡Vamos a ello!

Enseñar a los niños a escuchar no es tarea sencilla, lleva tiempo y esfuerzo pero ¡es reconfortante cuando lo aprenden! Si piensas comenzar a enviar a tu hijo a la guarde, o si ya le toca empezar el colegio, te interesarán los juegos que te proponemos. Poco a poco verás cómo va aprendiendo a seguir directivas y ¡seguro que así no se le hará tan pesado el colegio!

Antes de ver los juegos quiero dejarte claro algo: no hay nada malo con tu hijo. No hay nada más normal que un niño pequeño que no sigue órdenes. Piensa que se distraen fácilmente, no mantienen la concentración por grandes lapsos de tiempo y ¡hay tantas cosas interesantes para investigar y curiosear! Además, sobre los 2 años, los peques comienzan a querer independizarse y para ello, hay que desobedecer un poco a papá y mamá, ¿no?

Juego 1: un amigo títere

¿Qué te parece si le presentas un amigo a tu hijo? Un títere puede ayudarlo a hacer diferentes actividades, darle recomendaciones e incluso, enseñarle a lavarse los dientes.

¡Todo lo que se hace con un amigo es más divertido! ¿O no? Por eso, te recomendamos incorporar un títere en aquellas actividades que sabes que a tu hijo le cuestan un poquito más. Al peque le resultará más fácil prestar atención a un amigo y escuchar lo que le recomienda él que a mamá.

Por ejemplo, puedes usar un títere para decirle al peque que es hora de lavarse los dientes y hacer la mímica del títere cepillándose los dientes para después invitar a tu hijo a seguir su ejemplo. ¡Seguramente así evitarán más de un berrinche!

Juego 2: la búsqueda del tesoro

Si tu hijo es curioso como el mío (y seguro que lo es), se lo pasará pipa buscando un tesoro. Esconde cualquier cosa que se te ocurra y emprended juntos la búsqueda. Poco a poco ve dándole indicaciones como “mira debajo de la mesa” o “¿estará detrás de la puerta?”. Verás como tu hijo te presta atención y sigue tus directivas sin rechistar. De esta manera le estarás demostrando que mamá (o papá) sabe de qué habla y que quieres ayudarlo a conseguir lo que desea.

A medida que el peque crezca, puedes variar el juego pidiéndole que busque algo específico de otra habitación. “Trae el coche verde de tu habitación”, por ejemplo. Verás cómo responde a tus pedidos.

Juego 3: repetir sonidos

Para enseñar a tu hijo a concentrarse puedes intentar que imite sonidos de cosas que no ve. ¿Cómo? Imagina que tu vecino tiene un gato y el gato maúlla. Llama a tu hijo y pregúntale: “¿has escuchado? ¿Qué era eso?” Quédense quietos y escuchen, cuando el sonido se repita le dices: “es un gato, ¿cómo maúlla el gato?”.

Las primeras veces puede ser difícil que el peque repita el sonido pero con paciencia y constancia, verás cómo es capaz de hacerlo. Este es un excelente ejercicio de concentración, ¡pruébalo!

Juego 4: cantar canciones

Seguramente ya lo hacen y sino ¡es hora de cantar! Las canciones infantiles ayudan a los niños a concentrarse, a la vez que utilizan su memoria e incorporan nuevo vocabulario. Si además haces que bailen, ¡tendrás un ejercicio de psicomotricidad bien completo!

Busquen canciones del estilo de “Chuchua” donde la canción misma les da órdenes para mover el cuerpo.

Juego 5: con linternas en la oscuridad

Por la noche (o en una habitación a oscuras), pueden jugar a iluminar cosas con linternas. Así, puedes iluminar una pelota y preguntarle a tu hijo si puede hacer lo mismo. Me encanta este juego, no sólo porque es una buena idea para enseñar a seguir directivas sino también porque ¡podemos enseñarles a los peques que en la oscuridad no hay nada malo escondido!

Juego 6: dibujar siguiendo indicaciones

Siéntate con tu hijo a dibujar. Dile que la idea es que él te de indicaciones y tú dibujas y luego al revés. Inventa monstruos por ejemplo con 3 ojos, 2 bocas, 6 brazos… Lo importante es que se diviertan y que, por supuesto, quien mejor siga las indicaciones ¡gane un pequeño premio! ¿Qué tal un paseo por el parque?

¿Qué te parecen estos 5 juegos para que los niños aprendan a escuchar?

Más información: Parents

Fuente; parqueocio.com
Imagen: teinteresa.es