consejos para elegir estudios y carrera universitaria

Consejos para elegir estudios y carrera universitaria

Una de las decisiones más importantes en la vida de nuestros hijos es la de elegir su futuro académico. En un momento temprano de su vida deben elegir si estudian una carrera u otra, o si optan por otro tipo de estudios más prácticos o específicos como pueden ser carreras de pilotos, grados especializados de FP u otros.

Una de las variables más importantes a tener en cuenta en esta temprana decisión serán los gustos, preferencias o sueños de nuestros hijos, la llamada vocación, pero en el actual contexto económico consideramos que además de esta variable, que es sin duda muy importante, también debe ser tenida muy en cuenta la salida profesional de los estudios que elijamos.

Desde EnClase, como expertos pedagogos con mucha experiencia en orientación académica, consideramos que la elección de estudios o carrera puede ser ponderada en un 60% por la vocación, pero también tener en cuenta un 40% el concepto de empleabilidad o salidas profesionales.

Para ayudaros con más información sobre consejos para elegir estudios y carrera universitaria, compartimos con vosotros una serie de reflexiones muy interesantes que hemos encontrado en esta noticia.

¿Es mejor que mi hijo estudie algo que le guste o que tenga más salidas profesionales?

Los padres y madres queremos que nuestros hijos tengan el mejor futuro posible, y a veces nuestros planes pueden chocar con los suyos.

Cuando un adolescente consigue sacarse el graduado escolar e incluso el bachiller siempre llega una etapa de reflexión donde uno tiene que pensar como continuar sus estudios. Es una decisión difícil porque intervienen muchos factores y no solo la voluntad. Ahora mismo, tal y como está el mercado hoy en día tenemos que ser mínimamente realistas si queremos salir adelante con éxito. Pero esto tampoco significa elegir unos estudios que no nos convencen solo para asegurarnos un sueldo en el futuro.

¿ES MEJOR ELEGIR POR VOCACIÓN O POR POSIBILIDAD DE SALIDA PROFESIONAL?

Si tu hijo ha tenido desde siempre un sueño (una vocación) y está convencido de que quiere hacerlo nuestro deber como padres es animarlo y motivarlo desde el principio. El poder de la palabra es muy importante y si realmente está empeñado en esa vocación debes estar a su lado apoyándole. ¿De qué sirve tener un buen trabajo si todos los días vas con cara de palo a trabajar? Las personas que desempeñan algo que no les gusta se les acaba notando en las ganas del día a día, su rendimiento es peor, acaban agobiados, aburridos e incluso amargados. ¿Realmente merece la pena ganar un poco más si tu calidad de vida va a ser peor? Si como adulto has tenido la mala suerte de trabajar en una ocupación que no te gusta, ¿querrías lo mismo para tu hijo?

Tal y como está la situación en muchos países, la mayor parte de la gente prefiere ir a lo seguro. Sin embargo, las personas que realmente hacen lo que les gusta siempre animan a que los jóvenes persigan su sueño y que nunca se rindan porque solo así lo conseguirán. Grandes artistas de todos los ámbitos afirman que si las personas verdaderamente le ponen ganas a lo que les gusta practicarán tanto que llegarán a ser realmente buenos en lo que hacen, en su vocación . No son las carreras las que tienen salidas, sino las ganas que le pone la persona. Además, no hay una respuesta correcta porque nunca se sabe lo que podrá pasar en un futuro y el mercado laboral está continuamente cambiando. Por ejemplo, algunas de los trabajos más cotizados ahora no existían hace una década. Es decir, lo que a lo mejor parece seguro ahora puede quedarse estancado en unos años.

Parece que actualmente las carreras donde hay más porcentaje de empleo son Ingeniería industrial, Informática, Administración y Dirección de Empresas y finalmente Economía. Así como todas las carreras que están relacionadas con las nuevas tecnologías e Internet.

ENTONCES, ¿QUÉ ESTUDIOS DEBERÍA ENTONCES RECOMENDAR A MI HIJO?

– Infórmate tu primero.

Si tu hijo tiene pensado hacer una carrera y está dudando entre ambas ayúdale a buscar respuestas a sus preguntas. Acudid juntos a charlas sobre orientación que dan en la mayoría de los campus todos los años. También podéis acudir a orientadores profesionales que os informen sobre toda la oferta universitaria disponible.

Por otro lado, puedes informarte sin necesidad de moverte de casa. Si entras en la web del Ministerio de Educación puedes ver todos los programas docentes que hay en cada universidad así como los perfiles profesionales a los que puede optar el graduado tras obtener el título, los másteres disponibles en el caso de querer especializarse y un largo etcétera.

– Nunca debes presionar.

Aconsejar si pero no obligar. No intentes presionarle para que escoja una carrera u otra. Si el estudiante elige una carrera sin ganas terminará abandonándola tarde o temprano, de forma que lo único que conseguiréis es perder dinero. En el caso de que la termine si finalmente sigue sin gustarle tu hijo acabará aburriéndole su trabajo o incluso cogiéndote rencor inconscientemente. Piensa que al final de nuestra vida casi un tercio lo vamos a pasar trabajando. ¿Realmente merece la pena?

Si crees firmemente que los estudios que tu hijo quiere seguir le van a estancar asegúrate al menos de que se ha informado correctamente. Explorar juntos el sector para ver si la carrera tiene una salida real en función de lo que está buscando tu hijo, puede que la idea que tenga sea muy diferente a lo que hay en la realidad. También tiene que saber escoger una opción realista, por ejemplo, si quiere ser cantante pero desgraciadamente no tiene buena voz por mucho empeño que le ponga no lo conseguirá, entonces si es recomendable que le asesoréis, pero siempre con asertividad y desde el respeto.

El éxito y el futuro laboral no pasa necesariamente por estudiar una carrera

– El mejor consejo que puedes darle a tu hijo es que escoja una profesión que le permita autoemplearse.

Es un buen consejo que puedes darle a tu hijo. Si quiere perseguir su sueño adelante, sin embargo, ¿podría trabajar por cuenta propia en el caso de no encontrar salida de otra manera? Tal y como está el mercado si tus hijos quieren seguir su vocación puede que en un futuro no tengan más remedio que trabajar como autónomo, con el fin de no tener que depender de las pocas plazas que saca la Administración.

También deberías proponerle estudiar en el extranjero un año, por ejemplo con la famosa beca Erasmus. Algunas carreras no tienen apenas salida si no se complementa con un idioma. Además, es un hecho que saber idiomas te abre muchas puertas a la hora de encontrar un trabajo.

– ¿Y si no quiere estudiar una carrera?

En el caso de que a tu hijo le interese estudiar otro tipo de titulación no debes agobiarte. Nos han metido en la cabeza que una carrera te asegura un futuro cuando tristemente ya no es así. Con una carrera siempre se optan a más opciones aunque si tu hijo no se ve con las ganas o la capacidad suficiente no merece la pena que pierda tiempo o esfuerzo para ello.

Fuente: www.bekiapadres.com
Imagen:aporrea.org