¿En qué se relacionan la confianza y el perfeccionismo?

Algo que aprendemos en nuestra sociedad es que el error es indeseable e, incluso, castigable. En la escuela nos quitan puntos y puede llevar a un fracaso en una materia, y a ser señalados como tontos, inútiles, o de alguna manera insuficientes. En casa, no siempre es muy distinto.

Este enfoque, valga la redundancia, es un error. No se trata de ser padres perfectos, pero sí de reconocer cuando nos equivocamos. Para ello es importante:

1.- Estar dispuesto a reconocer ante tu hijo tu error.

2.- Hablar con él; aceptar tu responsabilidad.

3.- Pedir perdón.

4.- Modificar tu conducta; reparar el daño si es necesario.

Muchos papás piensan que van a perder autoridad si reconocen sus faltas ante sus hijos, sin embargo, esto no puede estar mas lejos de la verdad.

Al reconocer nuestros errores, les estamos enseñando con el ejemplo lo que significa ser humano y les mostramos una pieza importante en la construcción de la confianza, en sí mismos y en otros.

Recuerda: la confianza en ti mismo es clave para nutrir la suya.

Para que más niños confíen en sí mismos, comparte este mensaje. Los niños de ahora te lo agradecerán

Fuente: Niños de Ahora
Foto: prodavinci.com