En el consultorio de orientación familiar, la madre de un adolescente de quince años, se expresaba: — ¡Pero si hace tan poco, mi Toño era un niño dócil, risueño, obediente! ¡Un encanto! Ahora el abominable monstruo de las nieves se asustaría con él. Llegadas nocturna a deshoras, reportes académicos negativos, cuando no va a clases […]

Leer Más...
12