¿Qué hacen los preescolares con las tablets? ¿es positivo?

Sonia Livingston destaca los resultados de un informe reciente sobre los juegos digitales infantiles (Exploring Play and Creativity in Pre-Schoolers’ Use of Apps) en el blog de la London School of Economics. Sonia es Catedrática de Psicología Social en esta universidad en el Departamento sobre Medios y Comunicación y lleva más de 25 años investigando sobre el impacto de las nuevas tecnologías, con especial atención a la niñez y la adolescencia.

Es algo innegable que incluso los niños más pequeños cada vez tienen más acceso a las tablets, y se están convirtiendo en usuarios expertos, pero cabría plantearse si realmente es positivo desde el punto de vista del desarrollo psicológico.

Los preescolares se sienten como peces en el agua con las tablets. Hace tiempo apareció un video que se hizo viral sobre un niño un tanto confuso que intentaba pasar la página de una revista como si de una tablet se tratase (la imagen daba la impresión de una app que no funcionaba). La imagen de este niño parecía recoger la idea sobre lo rápido que el mundo está cambiando en términos de alfabetización digital. La sensación que este video mostraba, es que los más pequeños parecían estar señalando el camino digital por el que estabamos yendo el resto.

El uso de la tablet entre los más pequeños
Este informe revela que el 25 % de los niños de 0 a 2 años en Gran Bretaña poseen su propia tablet, mientras que entre 3 y 5 años la tienen un 36% de los niños. Asimismo, todos ellos emplean aproximadamente una hora al día utilizándola. La tablet está convirtiéndose en el dispositivo digital más popular en la mayoría de los hogares, hasta cierto punto utilizando un tiempo anteriormente destinado a los ordenadores de escritorio o a los portátiles. Esto no es sorprendente, si se tiene en cuenta que los niños de preescolar – que no saben leer y escribir – a duras penas encuentran en el teclado clásico una interfaz intuitiva y ni siquiera consiguen controlar con éxito la distancia entre el ratón y la pantalla.

Habilidades digitales de los niños más pequeños
Lo más sorpredente de este informe son las habilidades digitales que los niños parecen haber desarrollado. Debería destacar en primer lugar que el informe se basa en una encuesta online realizado por 2.000 padres de niños con edades comprendidas entre 0 y 5 años, financiado por el Consejo sobre Investigación Social y Económico (ESRC) y dirigido los catedráticos Jackie Marsh y Lydia Plowman.

Entre la diferentes preguntas que se planteaban, los padres respondieron a qué rango de actividades podían hacer sus hijos con la tablet sin ayuda de nadie.

Este conjunto de tareas ilustra el nuevo repertorio de habilidades digitales y prácticas que los niños de hoy en día deben controlar – no solo abrir y cerrar apps, sino también tocar, arrastrar, clickar, encontrar y crear contenido. Sabiendo cuánto tiempo lleva a los niños aprender a leer un libro, agarrar un lápiz o escribir su nombre, este nuevo conjunto de habilidades que se adquieren antes de los 5 años constituyen un sorprendente cambio en sus nivel de competencias, llegando hasta el punto en el que la alfabetización en sí misma comienza a depender significativamente de la tecnología.

¿Es bueno ser un nativo digital?
Aunque los adultos se maravillan con las nuevas habilidades de los niños, también se preocupan sobre las consecuencias. ¿Todo esto es bueno para ellos? nos preguntan a menudo.

La Academia Americana de Pediatría hizó una polémica recomendación sobre el hecho de prohibir las pantallas digitales para los niños de menos de dos años, así como poner un límite de dos horas diarias para los niños más mayores. Sin embargo, esta misma asociación posteriormente comenzó una nueva investigación para revisar estas afirmaciones y considerar que quizás la prohibición completa podría ser excesiva y sería más recomendable y necesario revisar el tipo de contenido que los niños más pequeños utilizan y en qué contexto social lo hacen.

El estudio señaló a partir de la información obtenida de las familias, las 10 apps favoritas de los niños entre 0 y 5 años.

Aunque el informe no analiza o juzga cada uno de esas apps, cualquier lector podría formarse su propia opinión sobre si son buenas o no. La parte más interesante del mismo señala la incertidumbre que a menudo los padres tienen sobre qué es bueno o no para sus niños. Más de un cuarto de los encuestados indicaron que la principal barrera para descargar apps para sus hijos eran:

no saber mucho sobre si la app era de buena calidad o no (29 % de los padres respondieron esto).
que sus hijos ya pasaban demasiado tiempo delante de una pantalla (28%).
no saber si la app sería del gusto de su hijo (27%).
Tales incertidumbres representan una gran barrera y no quiere decir que los padres se resistan a lo digital o que el contenido sea inapropiado, sino que se sienten inseguros sobre cómo tomar una buena decisión para sus hijos.

Fuente: eduforics.com
Imagen: escuelainfantilrenesa.com