Ideas para que los niños aprendan matemáticas jugando

Para que nuestros hijos disfruten las matemáticas, es muy importante que los acerquemos a ellas por medio del juego, el cual es uno de los mejores métodos de aprendizaje para los niños.

Según Piaget, padre de la teoría del desarrollo cognitivo: “El juego forma parte de la inteligencia del niño, porque representa la asimilación funcional o reproductiva de la realidad según cada etapa evolutiva del individuo”.

Esta teoría nos permite comprender la relevancia del juego en la educación. A través del juego el niño adquiere conocimientos, desarrolla habilidades, establece relaciones y comprende mejor el mundo que lo rodea.

Estos son 3 sencillos juegos de mesa que te servirán de apoyo para reforzar las matemáticas en casa:

1. Bingo para niños de 3 a 8 años
El Bingo es uno de los juegos de mesa más populares, debido a la sencillez de sus reglas y a que se puede adaptar a distintos niveles de complejidad. Este juego es una excelente opción para introducir a los más pequeños en el mundo de las matemáticas.

Para los pequeños que estén aprendiendo las figuras geométricas y los números, es aconsejable el uso de una tabla de 9 cuadros que contenga las formas o los números del 0 al 9. ¡El primero en llenar 3 cuadros en una línea vertical, horizontal o diagonal será el ganador! Para practicar conceptos de mayor complejidad, como las sumas o las restas, podemos seguir la misma mecánica completando todos los cuadros y creando tablas cuyos recuadros correspondan a los problemas matemáticos.

Este juego tan sencillo y práctico ayudará a tus pequeños a aprender y practicar conceptos matemáticos, desarrollar la atención y aplicar la lógica; pero lo mejor es que se divertirán aprendiendo matemáticas en casa sin darse cuenta.

2. Monopolio para niños de 6 a 8 años
El Monopolio es otro de los juegos de mesa tradicionales que goza de una gran acogida entre grandes y chicos. Este juego, un poco más avanzado permite a los niños explorar el mundo de los negocios aplicando conocimientos matemáticos.

En el Monopolio los niños juegan a ser adultos que compran y venden casas o las alquilan según la posición que ocupen dentro del tablero. La figura del banquero es esencial dentro del juego porque es quien ordena los cambios, guarda y distribuye el dinero de todos.

En este juego los niños tienen la oportunidad de reforzar y aplicar las matemáticas ya que los negocios les exigen contar, sumar, restar y multiplicar cada vez que compran, venden o alquilan una propiedad.

Al momento de jugar con tus hijos no olvides explicar muy bien las instrucciones para que ellos las comprendan, una vez todo se encuentre muy claro, ¡es hora de divertirse aprendiendo!

3. Dominó para niños 3 a 8 años
Otro juego de mesa perfecto para que los niños aprendan matemáticas es el Dominó. Mientras juegan los niños desarrollan habilidades de conteo al mismo tiempo que identifican patrones.

Las reglas del juego son muy sencillas, así que es seguro que hasta los más pequeños podrán seguirlas con mínima ayuda. También puedes variar el juego, pidiendo a tus pequeños que escojan todas las fichas que suman un número determinado, por ejemplo: ¨vamos a encontrar todas las fichas que suman 8 puntos¨.

En Árbol ABC también encontrarás una gran variedad de videojuegos de matemáticas muy entretenidos. Junto con nuestros personajes, tus niños pueden resolver bingos de diferentes temáticas y niveles de complejidad, ¡mientras se divierten!

Fuente e imagen: abc.com