LA MEJOR PROFESORA DEL MUNDO

Por: Nataly San Luis

Su programa de “No Violencia” está haciendo una diferencia en Palestina.

Es frustrante cuando los niños no pueden ser niños

Probablemente, hay una manera más elocuente de decirlo, pero es difícil utilizar los términos correctos cuando hablas de niños creciendo en zonas de guerra. Los primeros diez años de vida deberían de ser de juegos, conocimiento y diversión para conocer el Mundo. Ser un niño, debería de tratarse de conocer amigos, jugar en el lodo y no tener preocupaciones.

Pero muchos niños se ven privados de esas oportunidades y esto puede ser perjudicial. Hay estudios que muestran que, la ezposición a la violencia, puede afectar la salud de los niños, su desarrollo cognitivo y su sentido de la moralidad.

Aunque, buenos profesores pueden hacer una enorme diferencia para niños con problemas.

Existen profesores increíbles en todo el mundo, haciendo una gran diferencia, pero este año, la Varkey Foudation honró a una mujer en particular: una increíble profesora palestina llamada Hanan Al Hroub.

Hanan ganó el Global Teacher Prize 2016, un premio que reconoce a un profesor sobresaliente, cada año. Este premio es muy importante: el mismo Papa Francisco hizo el anuncio de su triunfo, agradeciendole específicamente por “la importancia que ella dio al papel en la educación de un niño”.

Después dae aceptar el premio, Hanan dijo a la audiencia: “necesitamos ayudar a los niños con sus dudas, diálogos, pensamientos, para ayudarlos a que se expresen. Como profesores, podemos construer valores y sentimientos morales de las mentes jóvenes para asegurar un mundo justo, un mundo más bello y un mundo más libre.

En Palestina, donde Hanan enseña, la violencia ocurre cada día.

Hanan fue testigo de primera mano cuando era una niña, en un campo de refugiados palestino, lo que la obligó a crecer rápidamente. Más adelante, sus propios hijos tuvieron, también, que confrontar el baño de sangre: cuando iban caminando con el esposo de Hanan, alguien comenzó a dispararles. Su padre fue herido durante el ataque.

“Transformó su comportamiento, personalidad y su desempeño académico”, dijo Hanan.

Toda su vida ha visto vidas de niños desviadas por conflictos y destrucción. Entonces, decidió obtener un título de educadora y utilizar la educación como una herramienta para combatir, y aún prevenir, la violencia.

En su salón de clases, Hanan se enfoca en lo que sucede cuando los alumnos están expuestos a la violencia.

Frecuentemente, dice, su comportamiento refleja su trauma. Pueden convertirse en hiperactivos o desafiantes. Esto, a la vez, abruma y frustra a sus profesores.

“Tengo cierto número de niños en mi salón de clase desde que soy profesora, con necesidades especiales y me sorprende ver lo escasamente preparados que estamos para abordar sus necesidades. Están aislados en colegios públicos”, dijo Hanan a Upworthy.

Su experiencia como profesora y madre de niños expuestos a la violencia, la impulsó a crear un modelo de enseñanza que da paz y compasión en primer plano, lo que hizo que estuviese frente al Papa este año.

Los salones de clases de Hanan se forman por un lema profundo y simple: “No a la Violencia”

Hanan utiliza cuentos, juegos y actividades como conductos para conversaciones complejas de comportamiento ético y moral.

La médula de su estrategia es el cuidado individualizado, las relaciones sanas yalentadoras y el respeto. “ Doy a los alumnos tiempo personalizado y atiendo la enseñanza de acuerdo a las necesidades de cada alumno, tratándolos de una manera en la que no están acostumbrados a ser tratados. También mantengo discusiones abiertas con todos mis alumnos, una vez al mes, sobre su comportamiento frente a los compañeros”, Hanan dijo en un correo electrónico.

“La Sra Hanan habla a las almas de los alumnos. La Sra Hanan trabaja con la moralidad de estos niños”, dijo Haneyek Nazzal, un supervisor de Hanan.

La No Violencia impulsa a los alumnos a ser buenos ciudadanos que se comprometen positivamente con el mundo que los rodea.

Los alumnos de Hanan ayudan a sus vecinos con su cosecha de aceitunas, izan banderas, plantan olivos, escriben y actúan en obras sobre el Día Mundial de la Salud y el Día del Medio Ambiente y, aún mas, visitan a las autoridades de sus pueblos para que entiendan mejor cómo se hacen las decisiones. El involucrarse en la comunidad ayuda a Hanan a romper las cadenas de violencia, no solo para los niños en su salón de clase, sino, también, para sus familias.

Hanan, también, ha comenzado a capacitar a otros profesores en su colegio para usar el No a la Violencia, y escribió un libro: “Jugamos y Aprendemos”, en su acercamiento al aprendizaje. La mejor parte es que funciona. Los colegios en los que Hanan ha implementado el programa de No a la Violencia, han mostrado una reducción del comportamiento violento.

Dejaré que Hanan explique el impacto que un buen profesor puede hacer:
“Todos los días, nuestro papel en la vida como profesores, se vuelve más y más importante” dice. “Si el mundo pregunta cómo se verá el futuro de nuestro hijos, nos deberíamos de preguntar qué tipo de niños con educación estamos criando”.

Fuente: upworth.com
Traducción: EnClase México
Imagen: dw.com