Los consejos de Santo Tomás de Aquinoa un estudiante para conseguir la sabiduría “A lo difícil se debe llegar por lo fácil”

“Puesto que me preguntaste, carísimo en Cristo, Juan, cómo te debes comportar para lograr el tesoro de la ciencia, estos consejos te doy sobre el particular:

No quieras entrar inmediatamente en el mar, sino a través de los riachuelos, pues a lo difícil se debe llegar por lo fácil.

Te mando que seas taciturno (callado, observador)…

Procura tener limpia la conciencia.

No dejes de dar tiempo a la oración.

Ama el retiro prolongado de la habitación si quieres entrar en la bodega de la sabiduría.

Muéstrate amable con todos.

No te preocupes de las cosas de los demás (de las habladurías y cosas sin importancia…)

No te muestres demasiado familiar con nadie, porque la excesiva familiaridad engendra desprecio y resta tiempo al estudio (de dar “ciertas confianzas” a personas con las que no hay amistad…)

No te entrometas en modo alguno en los dichos y hechos de los seglares.

No quieras tratar de todo a la vez.

Procura seguir los pasos de las personas buenas y santas.

Encomienda a la memoria todo lo bueno que oyes, venga de quien venga.

Procura entender lo que lees o escuchas.

Clarifícate en las dudas.

Esfuérzate en colmar la capacidad de tu mente, cual deseoso de llenar un vaso vacío.

No intentes hacer lo que supera tu capacidad.

Si sigues este camino producirás durante tu vida en la viña del Señor hojas y frutos útiles. Si atiendes a mis consejos conseguirás lo que pretendes.”

Fuente: Aleteia
Imagen:chestertonblog.com