Los niños belgas no cazan pokémons, cazan libros

Aprovechando el fanatismo que despierta el juego Pókemon Go, una maestra de una escuela primaria en Bélgica, desarrolló un juego online para que las personas cacen libros en vez de monstruos.

Aveline Gregoire, una maestra primaria de Bélgica, aprovechó el auge del juego online Pokémon Go para desarrollar un videojuego bastante más educativo que propone salir a cazar libros. La idea empezó como juego pero ya atrajo a más de 46 mil personas de todo el país.

Aveline cuenta que la idea surgió de casualidad, cuando ordenaba su estante de libros y percibió que no tenía más espacio para guardarlos. “Como había jugado Pokémon Go con mis alumnos, tuve la idea de liberar los libros en la naturaleza” contó.

“Chasseurs de livres” (cazadores de libros) consiste en un grupo de Facebook en el que los participantes publican fotos y dan pistas de los lugares donde han escondido un libro, para que salgan a encontrarlo. Cuando alguien encuentra un libro y termina de leerlo, debe liberarlo nuevamente.

Los libros escondidos son de varios estilos, desde infantiles hasta obras de terror de Stephen King. Están escondidos en varias ciudades belgas, normalmente guardados en bolsas de plástico para protegerlos de la lluvia.

Jessica Detournaym, habitante de Baudour, al sur de Bélgica, afirmó que el juego ahora forma parte de la caminata diaria de su familia.

Para mejorar la experiencia, Aveline planea desarrollar una aplicación propia para continuar estimulando el juego.

Fuente: Montevideo
Fuente e imagen: Soy Bibliotecario