Tips para evitar que tus hijos sean víctimas de Bullying

AUTOR MTRO. SERGIO CAZADERO
PUBLICADO 23 ENERO, 2015

El bullying se ha convertido en uno de los problemas más grandes en el desarrollo de los niños y en las escuelas. Ya sea que el niño sea el abusador o el que recibe mal trato, ambas situaciones pueden ser un gran problema para su aprendizaje y su vida.
Si un niño es “bully” o víctima del bullying, es probable que la situación que vive en su casa sea en parte lo que ocasiona todo.
¿Qué hacer para combatir el bullying?
Veamos algunas cosas que como padres se puede hacer para que los hijos no sean víctimas del bullying:
1. Ten buena comunicación con tus hijos. Siempre hay que estar abiertos y disponibles para ellos. Esto les dará confianza para decir cualquier cosa o problema que tengan en la escuela y así poder solucionar.
2. No promuevas la solución de problemas con violencia, ya sea verbal o física. Esto le da un mal ejemplo a los niños.
3. Enséñale a tus hijos la importancia de la inteligencia emocional y de cómo pueden ponerla en práctica. Es importante que tus hijos aprendan a conocer y controlar sus emociones pues así podrán desenvolverse adecuadamente. De eso se trata la Inteligencia Emocional, de saber identificar las emociones: la alegría, la tristeza, el miedo, la ira. Al conocer sus sentimientos, tus hijos podrán empezar a dominar sus miedos y podrán controlar su ira.
4. Establece límites en el comportamiento que deben tener en el hogar.
5. Si se puede, conoce a los profesores y ten buena comunicación con ellos. Esto ayudará a solucionar cualquier situación que se presente con mayor efectividad.
6. Enseña a tu hijo a tener carácter y personalidad. Si muestra su carácter, no dejará que nada ni nadie abuse de él.
7. Averigua y conoce el tipo de amigos con los que tu hijo(a) convive y se lleva.
8. Muéstrale siempre amor y apoyo incondicional. Esto siempre los hará más seguros de sí mismos y por lo tanto más fuertes.
Ponlos en práctica y si se presenta un problema de este tipo, haz algo para solucionarlo lo antes posible, ya que si no se trata, las consecuencias para el desarrollo emocional, mental y escolar del niño pueden ser graves.
¡Como padres siempre hay algo que hacer para ayudar!

Fuente: Estilo y Salud
Fotografía: unionjalisco.mx